La trampa del préstamo rápido

El préstamo rápido online se ha vuelto un medio extremadamente asequible para las personas en búsqueda de una salida inmediata de situaciones financieras difíciles, pago de facturas que no pueden sufrir más retrasos como el pago de la hipoteca, el alquiler de vivienda habitual, llegando en muchos casos a cubrir los gastos de supervivencia como la comida o la manutención de los niños.  

¿Qué es un crédito rápido?

Con la finalidad de cubrir necesidades puntuales, este producto financiero está destinado a facilitarle al cliente dinero dentro de un marco simplificado de condiciones. Su aprobación suele tardar hasta un par de horas y la documentación que el solicitante tiene que aportar es mínima y sin garantías bancarias.

Basta con solo una simple búsqueda en Facebook para conseguir un listado sin fin de ofertas de préstamo personal. ¡El dinero más rápido, seguro y ventajoso que vamos a conseguir nunca! Los estafadores se organizan bajo una multitud de perfiles que aparentemente disponen de cualquier cantidad de dinero que necesitamos, enlazando conversaciones muy directas y a menudo muy persuasivas.

Los anuncios de prestamos nos saltan a la vista con tal frecuencia que cualquiera que lee este articulo habrá leído también lo siguiente:

 ¡Solo con el DNI: desde 5.000 hasta 50.000 euros!

 ¡Las mejores condiciones, sin comisiones, sin papeleo, tu elijes el importe y el plazo!

Nunca puede pasar desapercibido un anuncio así porque la bandeja de entrada de nuestro email, lo recibe a diario a través del spam masivo que lo hace posible.

El método más peligroso de captación de clientes son las webs falsas de supuestas empresas de crédito personal. El peligro esta en el hecho de que ofrecen la falsa sensación de profesionalidad, formalidad y garantía.

5 señales de que el préstamo que has pedido es una trampa

  1. Contratos de préstamo con faltas de ortografía y gramaticales, frases con apariencia de recortes de varias fuentes.
  2. Uso de nombres y logos de instituciones financieras de prestigio, bancos internacionales u organismos estatales para ganar así la confianza y crear una falsa apariencia de certificación y cumplimiento de la normativa.
  3. Pago por adelantado de comisiones de apertura de la línea de crédito. A menudo los estafadores piden el pago de varias cuotas hasta que la víctima se da cuenta de que no recibirá el dinero prometido. Nunca debemos de enviar dinero a desconocidos porque no sabemos en lo que emplearan nuestro dinero. Muchas redes criminales se financian así, y los mismos estafadores del falso préstamo se dedican también al blanqueo de capitales, trata de blanca, robo de identidad etc.
  4. Ingreso del dinero prestado a cuenta bancaria personal y reenvío de las cuotas a terceros, personas físicas. Reenviar el dinero es ayudar a blanquear dinero de proveniencia desconocida, dinero que puede ser fruto de robo u otras estafas.
  5. Los datos de contacto: el email es un Gmail, Yahoo! y no un email profesional. También nos podemos fijar si el teléfono que facilitan es un móvil. Siempre podemos verificar por teléfono la existencia de las empresas de línea de crédito; cualquier empresa seria emplea un email corporativo y un teléfono fijo de contacto junto con la dirección exacta.

No olvidemos que facilitar una copia de nuestro DNI u otros datos personales a falsos prestamistas nos vuelve indefensos ante un posible robo de identidad.

Momentos de vulnerabilidad e incertidumbre económica siempre vamos a experimentar, no solo a un nivel global como sucede hoy en día, sino a veces también a un nivel mucho más individual y personal. La falta de empleo y de recursos, un contratiempo en nuestras finanzas o cualquier imprevisto nos puede hacer confiar en auténticos maestros del engaño.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *