La puesta en escena de una estafa sentimental en línea (II)

Cientos de perfiles vistos en tu red social preferida, pero ella ha sido la única realmente interesada en conocerte y siempre dispuesta a conversar, hacer planes y contándote sus pequeñas vivencias te ha conquistado definitivamente. Es una chica joven, atractiva con un bonito pelo y cuerpo perfecto. Tu día empieza y acaba con ella en la mente.

No importa que ella viva, trabaje o estudie en otro país, no pasa ni un día sin que estés planeando el día de su viaje a España y vuestro deseado encuentro.

Entre suspiros y promesas, te comenta con tristeza que para poder viajar necesita un visado que ella no se puede permitir pagar, un billete de avión y mucho papeleo que parece interponerse en vuestro camino hacia la felicidad.

Empiezas a financiar todos sus gastos para el viaje. Pero al pensar en el día que la vas a tener en tus brazos no tiene precio.

¡¡¡Llega el día del viaje y sorpresa!!! Te llama y te cuenta con desesperación y angustia que esta atrapada en el aeropuerto, que le piden cientos y miles de euros para justificar su estancia en un país extranjero. Te necesita mas que nunca. Te llama un agente del aeropuerto que por suerte habla español para explicarte lo delicada y grave que es la situación.

Sin darte cuenta ni ponerlo en duda, ya estas corriendo a su rescate. Al terminar de pagar todos los gastos necesarios, por fin respiras aliviado y te diriges al aeropuerto.

Dos horas mas tarde. El vuelo no llega. Nunca ha existido. El perfil de tu chica ha desaparecido por arte de magia, y los mensajes que tan rápidamente contestaba ya no obtienen ninguna respuesta.

La estafa sentimental online se puede definir como un delito que en la actualidad puede tomar una infinidad de formas, estrategias y se puede propagar a través de una multitud de medios como las Redes sociales, el correo electrónico, sitios web de citas online, etc. Este delito llega a tener implicaciones muy graves como el robo de identidad, acceso indebido a tarjetas y cuentas bancarias, pasaportes u otros documentos de identidad.

Las víctimas, tanto hombres como mujeres, llegan a creer en una relación de amistad o sentimental que no tiene existencia real, siendo engañadas con promesas.

Existen varias puestas en escena de la estafa sentimental que se han hecho muy famosas a lo largo del tiempo y a continuación resumiremos algunas de ellas.

  • El militar o general americano

Sin duda la estafa sentimental más conocida. Un perfil falso que utiliza fotos e identidades de soldados americanos, destinados a países como Nigeria, Afganistán, Siria, Turquía o Ghana. El estafador contacta por Redes sociales y promete empezar una nueva vida en España, pero necesita dinero para el viaje. En otra versión de la historia, el supuesto general estadounidense, envía un paquete de gran valor por el cual la victima acaba pagando importantes sumas de dinero.

  • La novia rusa o búlgara

La versión femenina de la estafa sentimental. Una impresionante belleza de mujer que se recomienda de Rusia, Ucrania, Bulgaria, Turquía u otro país de Europa del Este, que intenta viajar a España, pero se queda atrapada en la frontera de esos países. Como el estafador nunca trabaja solo, en este caso, te contactara un tercero recordándose como agente fronterizo, de aduanas o traductor del aeropuerto para darle un plus de credibilidad a la historia.

  • El hombre de negocios francés

Dado que en los países donde te pedirán enviar el dinero se habla francés, como Costa de Marfil, Francia, Camerún, etc., los estafadores utilizan este aspecto a su favor. En este caso, es papel principal de la trama lo tiene un hombre de negocios francés que se dedica a la compra/venta de coches, importación de café o antigüedades. A este hombre le pasara de todo a lo largo de su viaje: le atracan, le roban el pasaporte, tiene accidentes, te enviara fotos con el en la cama del hospital y vas a estar en contacto también con su abogado o el director del hospital para solucionar con dinero (por supuesto) sus problemas. La puesta en escena de esta trama suele ser de las más elaboradas.

La propagación en las redes de esta información como método de prevención de estafas y fraude, podría ayudar a muchas personas, porque la información y la educación son claves en combatir a los que intentan aprovecharse de la vulnerabilidad de los demás.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *